Té Matcha Latte

Imprimir este artículo

Cómo perder peso gracias al té matcha

Es casi un secreto a voces, los lattes están de moda, por eso hoy te traigo una receta muy sencilla y rápida para que prepares tu propio té matcha latte. Es una bebida que puedes tomar a diario, tanto caliente como fría. Si te gusta el sabor del té verde, cuidar tu salud (¿Quieres saber más? Té Matcha: te ayuda a bajar de peso y prevenir el cáncer), y las recetas rápidas y fáciles de preparar, ¡este es tu matcha latte!

Los beneficios del té matcha  (harán que te enamores de el)

El té matcha es un famoso té japonés muy consumido en Okinawa, una isla muy conocida por la longevidad de sus habitantes. Este té tiene unas propiedades increíbles, ayuda en el tratamiento y la prevención del cáncer, excelente aliado para perder peso, aporta una dosis extra de energía… Si estás interesada en conocer más sobre sus beneficios y cómo incluirlo en tu dieta no te olvides de leer “7 beneficios del Té Matcha: el superalimento de las celebrities”.

Sustituir el café por el té

* TIP DEL DÍA: Es una alternativa muy interesante para sustituir al café por las mañanas, el té matcha tiene la capacidad de despertar y dar energía pero sin alterar y perjudicar debido a efectos demasiado excitantes como los que produce el café.

¡Y ahora te dejo con ese suave y delicioso té matcha latte para que lo disfrutes fresquito este verano!

Té Matcha Latte
Tiempo de preparación
5 min
 

Bebida rica y refrescante preparada con leche vegetal y té matcha. Contiene muchos antioxidantes propios del té verde y será tú mejor aliado para estar a tope de energía.

Raciones: 1 personas
Ingredientes
• 1 cucharadita de té matcha
    • 1 taza (250ml) de leche de almendras (preferiblemente casera o de una marca que no contenga azúcares)
      • 1 cucharadita de melaza de arroz, azúcar de coco, sirope de ágave o nada (elige el endulzante natural que prefieras)
        • 1 poquito de vainilla (al gusto, opcional)
          Elaboración paso a paso
          1- Aparta y reserva una cucharada de leche, para evitar grumos y poder disolver muy bien el té matcha.
            2- Echa en un vaso el resto de la leche fresquita y añade los demás ingredientes, incluyendo el té matcha bien disuelto.
              3- Remueve todo muy bien y sírvelo frío. Incluso puedes ponerle hielo si te apetece.
                Sígueme