7 pasos para crecer en tiempos difíciles (y liberar tu mente)

Imprimir este artículo

Cómo encontrar satisfacción y bienestar interior en momentos difíciles. Los pasos para liberar tu mente

En medio de temores o dificultades, aún puedes encontrar un lugar de satisfacción dentro de ti. Te ayudaré a sacar tu valentía y potencial para crecer personalmente cuando atravieses tiempos difíciles.

No hará que todo desaparezca, pero reducirá tu estrés y lo conectará con su verdadera naturaleza. Déjame decirte que no estás solo, aun si te has sentido desafiado por la vida en estos últimos meses. Toma los baches que surjan de forma positiva, te están dando la oportunidad de crecer como nunca antes lo habías hecho.

A veces esos desafíos parecen  abrumadores. Sientes que tu mente está a punto de explotar, y esos pensamientos que agitan tu pulso se suceden una y otra vez, consiguiendo que te sientas angustiada y tu vida se paralice. 

Realmente, esos pensamientos que están atormentando tu mente no son más que escenarios sobre los que reflexionas y reflexionas, aunque ni siquiera estén sucediendo en la realidad. Pero tu cuerpo no conoce la diferencia. Cuando tu imaginación crea imágenes y pensamientos que teme, tu cuerpo reacciona con la misma respuesta de estrés que se produce cuando nos enfrentamos a una amenaza real para nuestra vida.

 

Deja de crear estrés innecesario

Cuando imaginas resultados negativos, creas estrés y malestar innecesarios en tu cuerpo y mente, los cuales tienen poca o ninguna base en la realidad. ¿Esto te ayuda a resolver el problema? Estoy segura que no.

Tú tienes el poder para hacer que esto no sea así. Tienes la fuerza para devolver tu mente a la realidad y regresar a la paz interior. Los yoguis llamamos a esto Santosha. Santosha es la sensación interna de satisfacción, de aceptar lo que es, de saber que debajo de todas las apariencias externas, una parte de ti está bien, incluso si la vida te desafía actualmente. Es una base sólida que siempre está disponible para ti, y no se basa en circunstancias externas. Es parte de tu verdadera naturaleza.

Los 7 consejos que te daré a continuación para que encuentres tu paz interior en momentos difíciles no son milagros que harán que nunca más te sientas molesta. Tampoco te convertirás en una babosa apática. Seguirás sintiendo tus emociones. Pero lo importante es que puedes echar raíces en algo más profundo que tu dolor, estrés o preocupación, en el lugar donde te sientas bien, sin importar nada. Esa es la satisfacción. La satisfacción te arraiga a tu conciencia siempre presente, más allá de todas las circunstancias. Esto calma tu sistema nervioso y te permite sacar lo mejor de ti en cada situación.

 

Los 7 pasos para encontrar la satisfacción dentro de ti , incluso en medio de tus desafíos

Simples pasos para volver a sentirte satisfecho con tu vida

1.Respirar

No importa lo que estés haciendo, respirar es el primer paso. Sé consciente de tu respiración, de cada salida y entrada de aire en tus pulmones. Esto te ayuda a volver a la realidad en este momento (no importa si no es el entorno ideal, lo más probable es que estés sentada en tu silla o en un lugar cómodo de tu casa, respirando, frente a tu ordenador, un lugar conocido para ti).

2.Evalúa la situación

Tómate tu tiempo para considerar lo que está ocurriendo realmente en tu vida. Quédate con los hechos.

3.Siente tus emociones

Huir del miedo o tratar de negarlo solo sirve para intensificar el problema. Siente cada una de las sensaciones de emoción en tu cuerpo, como la tensión, la presión o la inquietud, y respíralas, respira esas sensaciones. Trate de no etiquetarlas como “miedo” o “enfado”, no les des connotaciones negativas. Deja que el pensamiento obsesivo se vaya y simplemente siéntatee, en una posición cómoda para ti. Si te das algo de tiempo, verás cómo las emociones están empezando a cambiar.

4.Considera tus elecciones

Haz una lista de las opciones que tienes para responder o hacer frente a esa situación, incluso cuando pienses que no tiene respuesta. Siente las ramificaciones que van naciendo de cada posible acción que aflora en tu mente.

5.Actúa

Haz lo que has considerado que es más apropiado, porque esa es tu opción, la válida ahora. Hazlo con confianza. Puedes tomar la decisión de esperar unos días antes de decidir cómo actuar. También puedes incluir una pequeña meditación en tu rutina diaria durante unos días para ayudarte a encontrar esa respuesta que despeje tu mente. Darle un nuevo aire a esa relación, establecer un límite firme aquí y hora, pedir ayuda, o simplemente no hacer nada. Escucha a tu cuerpo y tu mente. Valora las opciones disponibles y cuál es la más apropiada en este momento.

6.Déjalo ir

Cuando hayas tomado cualquier decisión, aquella que te haya parecido la adecuada para ese momento, entonces déjala ir. ¿Para eso he dedicado este tiempo a pensar en ello y tratar de resolver mi problema? Sí. Dejarla ir significa que renuncias a tu necesidad de controlar cualquier acción o determinación que tomes o elijas. La realidad es que no podemos controlarlo todo. Cuando lo dejes ir, estarás permitiendo que algo más grande que tu haga ese gran trabajo que está oprimiendo tu mente cada día. Es un acto de confianza  que te parezca adecuada y adecuada para hacer en este momento, entonces déjala ir. Esto significa que renunciamos a nuestra necesidad de controlar cualquier acción que elijamos. La realidad es que no podemos controlarlo todo. Cuando lo dejamos ir, permitimos que algo más grande que nosotros haga el gran trabajo. Es un acto de confianza que ‘hombros más grandes que los tuyos soporten esa situación’.

Dejar ir es reconocer que no hay nada más que hacer en este momento. Siéntete libre, descargada de toda presión. Cuando los pensamientos negativos intenten volver a tu mente, el miedo o la preocupación vuelvan, libéralos de nuevo. Cuando eres capaz de liberar el pensamiento obsesivo de tus propios desafíos, vuelves a este momento y la satisfacción es posible. 

7.Respirar

Estas aquí de nuevo, en este momento, con tu pensamiento liberado de toda carga. Inhalando, exhalando. Aquí, en el presente, y probablemente te sientes bien.

 


Después de seguir estos siete pasos, siente el cambio de tu mente hacia el ahora. Aunque no siempre te guste todo lo que ocurre en tu vida, puedes encontrar un lugar dentro de esa circunstancia que trasciende. Es el lugar donde está tu ser, donde vive tu felicidad. En este momento que te propongo a través de los 7 pasos, momento en el que solo estás siendo, aceptando quién eres y cuál es la situación real, estás bien, ahora te sientes bien. Y probablemente en el próximo ahora también.

 

 

 

Sígueme