Combinación de alimentos: cómo mejorar la digestión

Imprimir este artículo
Hoy me adentro en un tema muy complejo y sobre el cual hay mucho que escribir, la correcta combinación de alimentos. Por ello te ofrezco unas nociones básicas para que empieces a ser conscientes de cómo debes combinar los alimentos para tener una buena digestión y sentirte lleno de vitalidad.

Combinación de alimentos correcta: la solución a una mala digestión

Si normalmente te sientes cansada y te gustaría sentirte llena de energía, necesitas tener digestiones ligeras y estas van a depender de cómo combinar los alimentos.  Una mala combinación de los alimentos hace que tengamos gases, flatulencias, acidez y molestias estomacales. También, una mala digestión puede ser causa de desnutrición, aunque creamos que nos estamos alimentando bien o tomando las calorías adecuadas, puede que no estemos absorbiendo bien los nutrientes que necesitamos.

Hay quienes, erróneamente, creen que nuestro cuerpo es frágil y tiende a enfermar, pero nuestro cuerpo es sabio y tiene una tendencia natural hacia la salud y el equilibrio interno. Si trabajamos ciertos principios naturales, permitiremos que nuestro cuerpo se mantenga en un equilibrio saludable.

Muchas veces enfermamos por algunos errores que cometemos. Uno de los más comunes es la mala elección de los alimentos. La salud se basa, tanto en la eliminación de toxinas y otras sustancias dañinas, como en tener una alimentación adecuada. A veces recurrimos a suplementos nutricionales que pueden ayudarnos, pero eso nunca va a sustituir una dieta pobre o no saludable, como mucho sólo la podrán complementar, porque recuerda, los suplementos no sustituyen los alimentos.

Para evitar problemas digestivos come siempre de forma sencilla, sin muchas mezclas. Es mejor comer más de un mismo alimento que añadir otros alimentos diferentes que pueden llegar a dificultar la digestión. Los alimentos por sí solos no nos curan, es el conjunto de cuatro procesos que nuestro cuerpo utiliza para elaborar materiales alimenticios:

  • La digestión.
  • La absorción.
  • La asimilación.
  • La eliminación.

Tabla de combinación de alimentos

La tabla de combinación de alimentos va a ser muy útil en tu día a día. Independientemente de si sigues algún tipo de dieta específica de moda (que no te lo recomiendo), lo más importante es que sepas cómo mezclar los alimentos. Es imprescindible si quieres tener un estilo de vida saludable y alejado de enfermedades.

Combinar alimentos de forma adecuada es la clave para controlar nuestra digestión y absorción, con lo que conseguiremos que sea una digestión ligera y eficaz, en vez de sentirnos pesados y con molestias.

La correcta combinación de alimentos es uno de los aspectos más importantes de la nutrición, y por desgracia, uno de los menos conocidos.

Este es un principio que hay que tener en cuenta para recuperar y mantener la salud. Si respetas las reglas de la combinación de alimentos, vas a mejorar tu digestión y evitar la fermentación y sus consecuencias.

Para ello, esta tabla de combinación de alimentos básica te ayudará a empezar a combinar los alimentos correctamente en tus comidas.

combinar-alimentos-de-forma-adecuada

Combinar alimentos adecuadamente

Tenemos que combinar alimentos para que en cada comida sólo haya un elemento rico en un solo compuesto. Así, una comida compuesta por un hidrato de carbono, arroz, pasta, pan, patata, la podremos combinar con verduras, o una comida con un alimento proteico, carne, pescado, huevos, también combinará bien con verduras.

Como ves, las verduras son imprescindibles y combinan bien con casi todo porque son fáciles de asimilar, contienen agua, minerales y vitaminas, imprescindibles para una dieta saludable.

Un factor muy importante para comer bien es elegir alimentos de temporada y de proximidad.

La digestión, puede ser:

  • Mecánica, masticación y combinación
  • Química

Hay tres clases principales de macronutrientes:

  • Proteínas
  • Carbohidratos
  • Grasas

Un elemento que se descompone químicamente en el estómago, es la proteína. Algunas reglas de combinación de alimentos, recomiendan no incluir proteínas y almidones en la misma comida, porque dificultan su buena digestión. La clave está en reunir alimentos que nos causen una reacción alcalina y otros que la hagan ácida para que las enzimas los digieran y los descompongan en nutrientes.

Tampoco debemos comer frutas y verduras en la misma comida. Otro aspecto muy importante y muy desconocido es la fruta y el famoso postre; es mejor no tomar postre después de una comida, porque fermenta, genera gases y nos perturba el estómago. La mejor opción es tomar la fruta sola, a media tarde o en el almuerzo y, a poder ser, con una infusión suave.

La eliminación de desechos, depende en gran medida de un sistema digestivo sano y esto podemos conseguirlo con una buena combinación de alimentos.

Ejemplos de buena combinación de alimentos

  • Proteína + verduras (Carne o pescado con verduras)
  • Hidrato carbono + verduras (Arroz o pasta con verdura)

Ejemplos de mala combinación de alimentos: 

  • Proteína + proteína (Comer carne y beber leche)
  • Proteína + hidrato carbono (Carne con patatas, pasta con queso)
  • Hidrato de carbono + ácido (Pasta con tomate frito)
  • Hidrato de carbono + azúcar (Pan con mermelada o cereales con azúcar)
  • Grasa + proteína concentrada (Carne con grasa, o mantequilla)
  • Proteínas + almidones (Pan con queso, carne con patatas, pollo con arroz)

Hay miles de combinaciones de alimentos, tanto malas como buenas. Es importante que consultes previamente con un profesional de la nutrición para que te guíe y te explique como combinar alimentos de forma adecuada.

Es importante que tengas muy claro este concepto. Esto no quiere decir que no podamos hacer otras combinaciones, pero hemos de ser conocedores de las consecuencias que nos pueden causar en la digestión y en nuestra salud.

Algunas aclaraciones sobre la tabla de combinación de alimentos:

Frutas ácidas: carbohidratos simples (kiwi, granada, piña, naranja…).

Frutas semi ácidas: carbohidratos simples (cerezas, papaya, melocotón, arándanos.. Te dejo una receta de pudding de chía con arándanos riquísimo).

Frutas dulces: carbohidratos simples (plátanos, uvas, higos…).

Frutos oleaginosos: grasas (aceite de oliva, coco, aguacate…).

Semillas y frutos secos (proteínas y carbohidratos complejos): almendras, nueces, semillas de sésamo…

– Legumbres (proteínas): garbanzos, lentejas, adzukis…

– Setas (proteínas)

– Algas (proteínas)

– Verduras feculentas (almidones, carbohidratos complejos): patata, boniato, calabaza…

Sígueme
Share: